Mente y cuerpo se encuentran indisolublemente vinculados. Los hechos psíquicos repercuten en el cuerpo fisiológico del mismo modo que los hechos somáticos tienen efectos en la mente.
Cuando una forma de pensar y hablar se vuelve costumbre termina expresando en comportamientos y posturas corporales, formas de estar y mal estar.
Al comprender el patrón de pensamientos que se esconde de tras de las enfermedades permite hallar las claves para lograr bienestar y salud.

 

 

 

 

Psicoterapia postural

© 2013 by Paola De Blasio

  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon